CLAUDIO HERNANDEZ GONZALEZ Ejecutivo de Proyectos Senior

Claudio Hernández nació en Temuco, realizando sus estudios escolares en el Colegio De La Salle y en el Instituto Claret de esta ciudad. Posteriormente estudió la carrera de Agronomía en la Universidad de La Frontera y más tarde Administración de empresas con mención Agronegocios en la Universidad Autónoma de Chile.

Según el mismo cuenta, posee una gran experiencia trabajando en proyectos agrícolas y con pequeños y microempresarios, “Mi primera experiencia fue en la empresa privada a cargo de una empresa del rubro de la construcción en 3 regiones, luego en un Profo de Corfo de comercialización de papas, en eso estaba cuando me llaman para liderar el equipo técnico del proyecto Microregional Maquehue que contribuyó al mejoramiento de la producción e ingresos de muchas familias mapuche del territorio de Maquehue. En ese camino salimos a vender Lupino amargo a Europa y Medio Oriente, exportando directamente más de 1.000 toneladas”. Agrega que “posteriormente fui el encargado nacional del rubro leguminosas de INDAP, Gerente de AOI Trafkin,  Experto en Fomento Productivo programa PIRDT, me tocó participar en la creación y dirección del Centro de Negocios de Pucón,  Gerente Programa Territorial Integrado en Agronegocios, Gerente del Programa de Mejoramiento de la Competitividad Frutícola de Corfo, Coordinador del Territorio Nahuelbuta Vergel del Sur. Convenio GORE–Sercotec, Jefe Proyectos Programa de Emprendimientos Locales (PEL), Sectorialista Agrícola y Agroindustrial del Centro Regional de Negocios Araucanía (Sercotec), Encargado del Centro Chile Emprende de Corfo (provincia de Malleco), Tutor Seniors del Programa Compite + 1000 de la Universidad Adolfo Ibañez, Asesor Técnico del “Programa de difusión y transferencia tecnológica en la producción de manzanos de exportación de Corfo (Administración del fundo de  100 ha de manzanas y 180 ha de menta para extracción y exportación de aceite), …..y ejecutivo de Proyectos de FUDEA UFRO”.

Cuenta que su llegada a FUDEA fue algo muy especial, “en septiembre de 2017 fui a consultar sobre un Programa a FUDEA y me derivaron con Rodrigo Pereira, el pensó que estaba buscando trabajo y preguntó sobre mi experiencia y en la conversación le comenté que trabajé con Agentes Operadores y Programas de Corfo como consultor y precisamente eso estaban buscando impulsar el Agente Operador de Corfo. Me pidieron que volviera y me ofrecieron integrarme a FUDEA,  Así iniciamos ese gran desafío  con Marcelo Huaracán  impulsando el AOI Corfo  en La Araucanía y Los Ríos”.

Entre sus expectativas y principales desafíos en lo laboral, Claudio comenta que “me gustaría a través de nuestro trabajo, que FUDEA se posicione como el mejor Agente Operador y además, de brindar un apoyo y soporte técnico a cada uno de nuestros usuarios, que se imprima el sello y los valores de FUDEA. Mi expectativa es crecer profesionalmente y como persona y aportar con un grano de arena al equipo de jóvenes profesionales que les corresponderá continuar con esta maravillosa tarea de apoyar a los empresarios de nuestra región y con ello contribuir a sacarla de los últimos lugares en todos los indicadores”.

Con respecto a su vida personal, Claudio vive en Temuco con su esposa Myriam y su hijo menor Francisco, quien estudia Administración Pública.  Tiene otros dos hijos, Gonzalo es Ingeniero Civil Industrial mención Informática y Felipe, Ingeniero civil en Informática.  “Me gusta la tecnología,  cocinar, llevar una vida lo más sustentable, trato de reciclar casi toda la basura, tengo mi compostera y reparo todo lo que puedo.  Me gusta conocer nuevos lugares y su gente, sobre todo en el campo donde se mantienen tradiciones, la rica comida  y se disfruta de la sabiduría y el encanto de la vida rural”.

Como pasatiempo le gusta la música de los 80”s, “creo que quede pegado en esta insuperable época. En la enseñanza media colocaba música en la Disco Papú y desde ahí colecciono vinilos y música de esa generación. Actualmente como hobby, colecciono y reparo equipos Hifi ochenteros. He reparado y vuelto a la vida más de 300 equipos, eso me entretiene, desconecta de la rutina  y me obliga a aprender.  Mi sueño es reencontrarme con algunos grandes amigos y colegas en Italia y España y recorrer Europa con Myriam”.